¿Por qué Disrumpir?

En la historia del hombre moderno podemos concebir nuestro mundo como tal, gracias a tres revoluciones industriales.

La primera ubicada a partir del año 1786, cuando un señor de nombre James Watt utiliza una máquina de vapor en la industria textil y de transporte, al mismo tiempo que en esos momentos se  desarrolla el telar mecánico.

La segunda revolución industrial de 1850 a 1870 y hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial destaca el uso de la electricidad y su aplicación a la industria, el transporte y la vida cotidiana, al mismo tiempo del desarrollo y expansión del motor a combustión y el desarrollo del petróleo. 

La tercera revolución industrial puede ubicarse entre 1920 a 1932, y se caracteriza por el desarrollo de la aviación, aeronáutica, electrónica, medios de comunicación, medicina, etc.

 

De este periodo natural podemos entender que nos encontramos nosotros, y gracias al desarrollo del Internet (que podría dar lugar a pensar en  una cuarta revolución industrial), hoy en día vemos y conocemos formas de actuar, conducir y transformar las actividades humanas.

Enfocarnos en “romper las reglas” ha dado pie a cambios interesantes en los productos que conocemos hoy en día, y mas allá en nuestras dinámicas y hábitos de consumo.

 

¿Por qué ser disruptivo?, simplemente para encontrar caminos innovadores que nos lleven a nuevos mercados, y nuevas formas de comunicar-vender nuestros servicios.

 

No te detentas, infórmate qué es lo que quiere tu cliente, las respuestas las tiene él. Solo hay que aprender a escucharlo.

 

Jaime Escalera Jiménez.

Escalera Consulotres



Deja un comentario